Hace unas semanas, cuando ofrecía recomendaciones sobre la formalidad de las ayudas visuales en las presentaciones orales, mostré a mis estudiantes la imagen de Neil deGrasse Tyson y su versión en meme, con el propósito de que elijan la opción que se vea más profesional.

Cosmos

Neil deGrasse

Además de reírse, fue fácil percibir que la mayoría no conocía a la persona real, sino al concepto que el personaje ofrece detrás del dibujo.

Para todos nosotros, los memes tienen una característica cómica. Permiten asociar un concepto a una situación y aplicarla de forma hilarante. Y en realidad, esta definición es lo que corresponde al meme como una unidad teórica de difusión cultural (para más información, ver “Difusión del lenguaje”, de Reyes Martínez Torrijos). El meme es efectivo porque establece una relación entre varios conceptos. En tal sentido, el concepto representado de deGrasse tiene mayor recordación que la persona misma. Esto significa que el meme genera una despersonalización del individuo, para dar paso a un conjunto de ideas que, asociadas, producen sorpresa e hilaridad.

Cuando vemos a una persona famosa tropezando, los realizadores de memes los introducen en videojuegos, películas, momentos históricos y toda clase de referentes que permiten un análisis no solo del concepto sino de los aspectos culturales de quien lo realiza.

A partir de lo señalado, se puede afirmar lo siguiente:

  • El meme despersonaliza al individuo para reafirmar un concepto.
  • Más que una burla, el meme permite establecer una reconstrucción de los referentes para la persona que lo realiza.
  • Gracias al meme, podemos reconstruir un moisaico cultural, más auténtico y completo – en muchas oportunidades – que en redacciones elaboradas bajo un modelo predeterminado, como son los comentarios en las redes sociales que solo recurren al código lingüístico, los artículos de opinión, etc.

Aunque la risa de mis estudiantes era esperable, el meme mostrado logró un doble efecto: capturó su atención (gracias a los elementos afines a su mosaico cultural) y me permitió reforzar un mensaje. Por lo tanto, creo que los memes no solo llegaron para dibujarnos na sonrisa, sino también para dejar una huella importante de lo que representa la humanidad el día de hoy.

 

Anuncios