Y a veces soy muy niña

y lloro

mi pequeñez

mi grandeza

porque hablo un lenguaje

ininteligible

y en mi impotencia

enrojezco y me enfado

me amurallo en la soledad de mi tristeza

nadie me rodea

soy yo sola con mis mocos,

y mi capricho sin maldad

finalmente se aplaca

con tiempo

aire

y pies en movimiento…

luego estás tú

la reprimenda

la mirada

la sonrisa

entonces regreso y vuelvo a ser una

con los otros

 

Anuncios