Lo que debes saber antes de ver

es que el ojo traiciona

 

la verdadera belleza

está en la imperfección de las cosas;

por tanto, lo importante

es invisible

al tacto

 

Entonces, antes, debes oír

no mi voz

sino la tuya propia

que es la voz verdadera

y aunque no calla

es luz que no ciega

 

La conciencia

esclarece lo que toca

cuando se sabe verdadera e imperfecta

 

Anuncios