Queridos lectores, inspirado en el trabajo de Carmen Jhoana Díaz Atilano sobre Stan Lee, comparto unos versos, dedicados al inmortal vocalista de Queen.

A Freddie Mercury

Cuando tienes una vida real, debes recordar cuál es tu noche, cuál tu sonido disjunto, cuál tu camino dorado.

Cuando tienes una reina para cantar sobre la tierra
el grito es fuego
la llama es silencio
el canto es cicatriz sobre tu cuerpo que lucha,
querido Mercury.

Llegaste al ágora con tu propio bastón, al hogar con tus propias octavas,
al mundo con tus luchas conciliadas en sonrisas.
Hiciste al día más claramente vencido, más oscuramente ganado, más hermosamente levantado en la mirada.

A ti, Freddie, que escribes tu canción en el orbe,
que coses tus historias en los ápices de nuestros ojos,
que llamas a las páginas de los mundos futuros,
que replicas a los oídos muertos y los noveles acéfalos,
cantarás nuevamente a quien vive,
a quien buscaste en tu primera historia
quien todavía te escucha
y todavía amas.


 

Anuncios