Asociación Cultural Retratos Abiertos

Dos gota de agua, microrrelato de Mauro Marino Jiménez

Scroll down to content

Dos gotas de agua decidieron parecerse tanto que acabaron unidas. Como consecuencia, por las noches se creían la primera de estas; mientras que en el día se consideraban la otra.

Así continuaron por muchos años, hasta que el océano acabó por separarlas y borrar de su memoria si sus manos, pies o cabezas les pertenecían, total o parcialmente. El mismo problema tuvo lugar con los testigos a los que recurrieron para salir de dudas. Por ese motivo, decidieron aprender a lidiar con la frustración, la crisis de identidad y los olvidos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: